Saltar al contenido

Cómo decorar un salón vintage

18 mayo, 2020
Decorar un salón vintage

La decoración de salones al estilo vintage se ha vuelto de las más populares estos últimos años, y con razón. ¿A quién no le gusta que el salón de su hogar luzca elegante, sencillo, moderno… y a la vez antiguo? Si aún no sabes en qué consiste exactamente este estilo, te lo refrescaremos en este artículo.

El estilo vintage consiste en decorar tu hogar utilizando distintos muebles y adornos correspondientes a épocas pasadas —aunque con esto se suele referir a las décadas de los 60, 70 y 80, el concepto se flexibiliza a los inicios de este siglo—, logrando que la habitación decorada sobresalga y se vuelva inolvidable. ¿Estás buscando algunos consejos para decorar así tu salón? Aquí te daremos algunas orientaciones:

 

Ideas para Decorar un salón vintage

Sofás y mesas

Debido a que estas suelen ser las piezas que más resaltan en los salones, lo más adecuado para lograr un estilo vintage sería utilizando sofás y mesas que luzcan elegantes, sencillas y cómodas. El tapizado capitoné suele ser muy utilizado en este tipo de estilos, al igual que los muebles de apariencia rústica que poseen detalles y piezas de madera en su diseño.

Las mesas de centro también adquieren gran importancia: aunque no existe un modelo específico de tamaño o apariencia, se recomienda que posean la estética antigua que tanto caracteriza a este estilo, pudiendo ser rústicas o un poco más delicadas según las conveniencias del usuario y de cómo combine con los demás muebles del salón.

Decorar un Salón Vintage: ni muy cargada ni muy vacía

Los salones de este estilo suelen ser vistosos por la utilización de adornos y fuentes de iluminación que le brinden una apariencia elegante, sobria, ordenada y confortable para transportarte al pasado cada vez que pases tiempo en ella. Sin embargo, es muy importante que no sobrecargues el ambiente: todo en su justa medida hará que tu sala de estar luzca armoniosa y agradable.

Las habitaciones suelen poseer macetas o jarrones con flores, cojines coloridos o con estampados tejidos, y alfombras con formas geométricas o con diseños floreados. Es común encontrar candelabros, lámparas de los 70, cofres rústicos, vitrinas de vidrio y estanterías llenas de libros. También pueden verse cuadros con marcos sencillos y discretos, relojes de pared o pequeños juegos de portarretratos en las estanterías.

Colores

Para decorar un salón vintage se suele jugar con mucha frecuencia con el contraste entre los colores de los muebles, viéndose que prevalecen el marrón, el pastel, el blanco, el negro y el amarillo. En las paredes los colores predominantes suelen ser neutros, pudiéndose jugar con distintas tonalidades del blanco y del pastel, pues dan la sensación de mayor iluminación y transmiten tranquilidad.

Los expertos recomiendan que al combinar los colores no se abuse de utilizar tonalidades muy parecidas entre sí, pues el salón puede llegar a lucir soso y aburrido. Para solucionar este problema, se suelen utilizar adornos con colores vivos, ya sean cortinas, lámparas o cojines, que contrasten con el resto para dar mayor vistosidad a la habitación.

Abrir chat
¿Necesitas tapizar tu Sófa o Silla ? Pídenos Presupuesto.